Casi un mes han tarado en llegar las represalias de Rusia por el acuerdo suscrito para limitar el precio de venta del petróleo ruso ante la escalada de precios de la energía en pleno invierno. El presidente Vladimir Putin firmó en el día de ayer un decreto con medidas en respuesta a la imposición de un tope al precio del crudo ruso, incluyendo la prohibición de suministrar a estos países petróleo ruso y productos derivados. El decreto «sobre la aplicación de medidas económicas especiales en el sector de combustibles y energía en relación con el establecimiento por parte de algunos Estados extranjeros de un precio máximo para el petróleo y los productos derivados del petróleo rusos» estará en vigor desde el 1 de febrero de 2023 y hasta el 1 de julio de 2023. Noticia Relacionada estandar Si Occidente empieza la guerra contra el petróleo ruso con la mirada puesta en el mercado y en Arabia Saudí Javier Ansorena Ayer lunes entraron en vigor las dos grandes medidas destinadas a castigar a Moscú: la prohibición de la importación por vía marítima a la UE y el tope a los precios La medida contempla la prohibición del suministro de petróleo y productos derivados del petróleo de la Federación Rusa «a quienes prescriben un precio máximo en los contratos», según recoge la agencia TASS. Asimismo, la orden rubricada ayer prohíbe también el suministro de petróleo ruso a compradores extranjeros si el contrato utiliza un mecanismo de tope de precios. En este sentido, el Ministerio de Energía de Rusia llevará a cabo el seguimiento del cumplimiento del decreto presidencial sobre las medidas de represalia frente a la introducción de un techo en los precios del petróleo ruso. Valor de mercado A principios de diciembre, los Estados miembros de la Unión Europea, junto con el G7 y Australia, acordaron fijar un techo de 60 dólares al precio del petróleo ruso transportado por mar. El acuerdo político garantiza además que si el precio de mercado baja de 60 dólares el barril el tope se actualizará de tal forma que al menos esté un 5% por debajo del valor que tenga en el mercado. El acuerdo suscrito también prohíbe a las navieras europeas transportar el petróleo ruso a terceros países si se vende a un precio superior al fijado. MÁS INFORMACIÓN Rusia amenaza con recortar su producción de petróleo hasta un 7% y presionar los precios al alza La OPEP mantiene el tijeretazo de dos millones de barriles de petróleo diarios hasta finales de 2023 La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen , aseguraba entonces que este tope global al crudo ruso «reforzará el efecto de las sanciones» contra el Kremlin que el bloque ha adoptado desde el inicio de la guerra y «reducirá aún más los ingresos de Rusia».
Source: ABC