Es una historia trágica la ocurrida en el servicio de ginecología del hospital Sandro Pertini en Roma , de la que se hacen eco todos los medios italianos. Un bebé murió asfixiado en la cama, aplastado por la madre, cuando ésta se quedó dormida tras darle el pecho . Los hechos se remontan al 7 de enero. El marido, desesperado, ha reconstruido las últimas horas de vida del bebé, explicando las anomalías en el hospital durante las primeras 48 horas después del parto: «Mi pareja estaba agotada. Había pasado 17 horas para dar a luz. No se tenía en pie. Le llevaron el bebé a la cama para que lo amamantara. También le exigieron que ella misma cambiara el pañal. Mi pareja pidió varias veces que nuestro hijo fuera llevado al nido de los recién nacidos, para poder descansar durante unas horas, pero el personal siempre se negó. Agotada, se quedó dormida. Cuando volvió a abrir los ojos nuestro hijo ya no estaba, ya se lo habían llevado«. De acuerdo con el protocolo del hospital, el personal sanitario debería haber supervisado que el recién nacido fuera devuelto a la cuna después de que la madre le diera el pecho. Precisamente, esta práctica de dormir con el bebé en la misma cama, está considerada como una de las principales causas de muerte de los recién nacidos. Al diario «Il Messaggero» de Roma, el padre ha explicado los pormenores de la tragedia: «Habíamos elegido el Pertini porque mi pareja nació en ese hospital y quería dar a luz allí. Pero la dejaban sola continuamente; con las normas del Covid ninguno de nosotros podía estar a su lado. Y ella, aunque tiene 29 años, estaba muy agotada, el pequeño estaba inquieto, nunca la dejaba dormir, así pasaba las noches sin pegar el ojo. Pero mi hijo estaba bien, aparentemente estaba completamente sano». El marido, de 36 años, solo pudo tener a su hijo en sus brazos dos veces: «La primera cuando nació el 5 de enero -recuerda- luego, apenas por una hora, en la tarde del 7 de enero. Fui el hombre más feliz del mundo, luego vino el infierno».  Cuando ocurrió la tragedia, el hombre no estaba en el hospital. «Fue mi pareja quien me llamó por teléfono, pidiéndome que corriera al hospital, pero mi hijo ya no existía». La muerte fue declarada a la 1.40 del 8 de enero. Los padres aún no saben quién advirtió que su hijo ya no respiraba. «Cuando se lo llevaron de la cama, ni siquiera la despertaron -asegura el hombre-, ella estaba sola, abrió los ojos y nuestro hijo ya no estaba». Destrozados por la tragedia, los padres piden justicia. «Ahora estamos a la espera de conocer el resultado de la autopsia -añade el padre-. Hemos confiado el caso a un abogado. De hecho, aún se desconoce la causa exacta de la muerte y todavía no tenemos muchas respuestas. Confiamos en la investigación«. Esperan que su experiencia pueda servir «para otras madres y sus recién nacidos y no ocurran tragedias similares», afirma el padre. La Fiscalía abre una investigación El director médico del hospital Pertini, Giuseppe Gambale, ha declarado que ha facilitado a los investigadores «todo lo que estaba a nuestra disposición, para esclarecer plenamente lo sucedido». El hospital niega que se le obligara a la madre «a quedarse con el bébé». La Fiscalía de Roma ha abierto una investigación, mientras la Policía ha adquirido los registros médicos del hospital. Como acto obligatorio, a la madre se le realizaron pruebas toxicológicas de inmediato. La fiscal Sabrina Calabretta quiere conocer si a la joven también le han administrado medicamentos o sedantes que pueden haberla llevado a una menor vigilancia como efecto secundario. Se espera aclarar con seguridad lo ocurrido. Lo cierto es que después de que la madre le dé el pecho, el bebé debe volver a colocarse en la cuna de la habitación o en el nido. No está previsto en ningún protocolo, precisamente por razones de seguridad, que los recién nacidos permanezcan en la cama con sus madres. El mismo protocolo establece que la vigilancia corresponde al personal sanitario. En algunos medios se ha comentado que la tragedia es consecuencia de la falta de personal sanitario que hay en los hospitales. El Pertini desmiente esas informaciones. Pero en las redes sociales, y también en ‘Il Messaggero’, se recogen experiencias de madres que sufrieron en los hospitales la experiencia posparto de verse «solas y abandonadas, nos podría haber ocurrido a cualquiera los sucedido en el Pertini».
Source: ABC