«Si el gobierno de Uzbekistán le regaló un piso cuando se proclamó campeón del mundo de rápidas, ¿qué recibirá ahora?», se preguntaba el periodista noruego Tarjei J. Svensen después de que el joven prodigio Nodirbek Abdusattorov derrotara al campeón del mundo y entrara así en el top 20 mundial, a los 18 años. Magnus Carlsen no perdía dos partidas consecutivas de ajedrez clásico desde 2015. El martes lo derrotó el holandés Anish Giri y este jueves cayó con blancas frente al uzbeko, que no se dejó impresionar por el juego agresivo de su rival. En la jugada 14, Magnus sacrificó la calidad (entregó una torre a cambio de un alfil, en teoría menos valioso), a cambio de impedir el enroque corto de su oponente. Abdusattorov, campeón mundial de ajedrez rápido en 2021, no dudó en aceptar el regalo y optó por enrocarse en el otro lado, donde el rey suele quedar más expuesto. El jugador más joven logró ir cambiando piezas, con lo que diluía el peligro, y devolvió parte del botín en el momento justo, para llegar a un final de damas con un peón de más. Ni siquiera las máquinas apostaban en ese momento por algo que no fueran las tablas, pero Nordirbek se las arregló para mejorar poco a poco su posición y Carlsen, algo insólito en él, dudó en el terreno donde parecía insuperable, el final de la partida. Con un peón y dama contra dama, pero con el monarca blanco sin acceso a la zona de conflicto, el uzbeko evitó la lluvia de jaques habitual en estos casos y obligó al campeón a rendirse en la jugada 61, cuando el peón superviviente estaba a punto de convertirse en una segunda dama negra. Noticia Relacionada AJedrez estandar No Victor Bologan: «Madrid tiene abierta la puerta al Mundial de Ajedrez de 2023» Federico Marín Bellón El gran maestro y director ejecutivo de la FIDE explica a ABC sus proyectos y los escollos que afronta la federación en un mundo en guerra Parece increíble, pero Carlsen ocupa la décima posición entre los 14 participantes en Wijk aan Zee, con dos puntos en cinco partidas. El líder es Abdusattorov, con 4, seguido de Giri (el otro verdugo del número uno), con 3,5. El Tata Steel es el torneo más duro del calendario, y los jóvenes han olido la sangre. Si Magnus no demuestra su habitual fortaleza mental, lo va a pasar muy mal en lo que resta de competición, que termina el 29 de enero. La FIDE desvela el misterio La FIDE, por otro lado, desveló el misterio de dónde se celebrará el próximo Campeonato del Mundo. De nuevo será un país al otro lado del viejo telón. Astana (Kazajistán) organizará el duelo entre el ruso Ian Nepomniachtchi y el chino Ding Liren , entre el 7 de abril al 1 de mayo. El trono había quedado vacante cuando Carlsen anunció que no defendería más su corona, después de varios meses en los que pareció intentar un cambio de formato. La FIDE escuchó sus propuestas, pero el noruego se decidió por no luchar más por el título de ajedrez clásico. Argentina era la principal alternativa, mientras que México y China también habían mostrado interés en albergar el Mundial. El ajedrez hispano pierde así una ocasión de oro. Incluso Madrid sonó en algún momento, pero la Federación Española no recogió un guante que por otro lado sale bastante caro. La bolsa de premios del Mundial ascenderá a dos millones de euros , con la empresa Freedom Holding Corp como principal patrocinador. El gran maestro Peter Heine Nielsen , uno de los ayudantes de Carlsen, se ha mostrado muy crítico con la elección, ante las presuntas irregularidades de la compañía liderada por Timur Turlov , sancionada en Ucrania. El 60% de los dos millones irán a las manos del ganador, con lo que incluso el perdedor se asegura una recompensa bastante jugosa, de 800.000 euros, en un deporte no tan bien pagado como otros.
Source: ABC