Lo que no se consiguió con una reforma legal, lo ha logrado el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, en sus primeros nombramientos de calado en la cúpula fiscal. Su antecesora en el cargo, Dolores Delgado, ascenderá a la máxima categoría de la carrera fiscal al ser propuesta para ocupar la plaza de fiscal jefe de la Sala Togada (de lo militar) del Tribunal Supremo, pero lo hace sin el apoyo del Consejo Fiscal.
Source: Malaga 2